El matrimonio debe entenderse como una empresa, donde cada quien administra parte del negocio y debe responder para que funcione. Cambia la emoción con la razón. El enojo acumulado es lo peor en una relación, cuando en las peleas hay insultos, humillaciones, o menosprecio por alguna de las dos partes se pierde el respeto, el matrimonio va a pasos agigantados al divorcio.

Cuando tu pareja siempre quiere tener la razón, es una dictadura, en una relación se trata de dar y tomar. En la relación cuando alguno de los dos comienza a ser egoísta, el otro se siente completamente ignorado, sin valor alguno y abandonado.

¿Cuándo amerita decirle adiós al matrimonio?.

  1. Cuando la infidelidad de uno, o de los dos.
  2. Cuando las razones para mantenerse juntos no pasan de ser económicos, materiales y por conveniencia. Cuando uno de los dos quiere irse.
  3. Cuando los sentimientos negativos de ambos manifiestan no tener nada en común.
  4. Cuando hay odio e interés de hacerle daño al otro, cuando hay abuso, maltrato, y violencia física o psicológica.
  5. Cuando el resentimiento de dolor hacia el otro permanecen en la pareja.
  6. Cuando uno le exige al otro cambiar en forma extrema, dejar de ser el que era y convertirse en otra persona para ajustase a su ideal de pareja.
  7. Cuando te encuentras amenazada, tú y tus hijos.
  8. Cuando tu pareja tiene problemas de adicción y amenaza tu vida.

Muchas veces creen que el amor lo puede todo, yo, jamás he visto que el amor sane las adicciones, o que el amor haga que el violento agresor deje de serlo, o que el amor le quite al infiel las ganas de volver a engañar a su pareja. Se pasan toda una vida tratando de cambiar lo incambiable, la gente no cambia, entiéndelo, el ser humano cambia solamente por convicción propia, no, porque tú quieras que cambie, o porque el amor lo puede todo.

Dicen que mujer prevenida vale por dos. Si detecta algunos de estos síntomas a tiempo, todavía hay remedio, pero si se hace la disimulada y le pasa todas estas irregularidades, y cuando la situación este  irremediable será muy tarde para volver a mejorar la relación, hay que encarar el problema antes lo antes posible,  te recuerdo que el matrimonio lo forman los dos.

El amor que SI lo puede todo, es el amor propio, nuestra autoestima. Cuando el amor y el valor se ha perdido de nuestra pareja, no existe ningún amor que pueda reparar el daño que nosotras mismas nos hemos hecho. Porque al amarte al otro, te olvidas de ti, y eso es lo que más nos duele.

Su amiga de siempre

Elsa O’Farrill