3 errores en tus hábitos de belleza que nunca debes cometer

¿Qué tal si a partir de ahora tenemos en cuenta estos 3 errores en tus hábitos de belleza

Hay pequeños detalles en nuestros rituales de belleza que, en ocasiones, nos hacen parecer mayores, nos envejecen o incluso nos dan un aire de cansancio. Son cosas sin importancia de las que no somos conscientes, puesto que a veces nos arreglamos y nos maquillamos con prisas, sin prestar demasiada atención al resultado final.

¿Qué tal si a partir de ahora tenemos en cuenta estos errores en nuestros hábitos de belleza? Si los corriges o los evitas, potenciarás aún más tu belleza natural. ¡No te lo pierdas!

1. ¿Frizz y ojeras? Combinación a evitar

Hay días en que no tenemos mucho tiempo para domar esos rizos o esas ondas y, en consecuencia, el cabello se eriza ocasionando el molesto “frizz” que todas conocemos. Si además no nos hemos puesto un buen corrector para las ojeras, el resultado final va a ser lamentable. Daremos una imagen de agotamiento muy llamativa.

¿Qué puedo hacer?

1. Para el frizz o encrespamiento

  • Lávate el cabello con agua tibia.
  • Aplícate 3 ml de aceite de coco en el cabello, haciéndote un profundo masaje desde la raíz a las puntas. Permite que actúe durante 10 minutos.
  • Enjuaga con agua tibia, casi fresca.
  • Sécate el cabello con el secador en la posición de aire fresco, nunca caliente y sin acercarlo demasiado al cabello.

2. Para las ojeras

  • Pon dos cucharillas pequeñas en el congelador durante 15 minutos.
  • Pasado ese tiempo, aplícate cada cucharilla en las ojeras a intervalos de 5 segundos (aplica-descansa-aplica-descansa). Hazlo durante 5 minutos y, después, maquíllate con normalidad aplicando un buen corrector acorde con tu color de piel.

¡Tu aspecto será ahora estupendo!

2. No a los ojos muy maquillados y a los labios oscuros

O una cosa o la otra. Si cargamos mucho los ojos con rímel, con las sombras, con los lápices y a su vez, elegimos un pintalabios de color subido, como rojos o marrones, lo que conseguiremos en realidad será poner a nuestro rostro 5 años más de los que tenemos.

Lo ideal es no cometer excesos y buscar siempre la naturalidad. Para ello, elige siempre qué es lo que quieres destacar de tu rostro. Si son los ojos, busca entonces un pintalabios claro, un nude o un rosa claro. Si deseas que el atractivo se centre en tu boca, busca solamente los brillos en tus ojos, sombras imperceptibles que te den luz, naturalidad y frescura. ¡Estarás estupenda!

3. Sí a las ondas suaves antes que a los recogidos muy radicales

Hay días en que nos hacemos la clásica coleta o recogido tan tirante, que acaba estirando incluso nuestras facciones. No caigas en algo tan exagerado. Ya sabes que, en temas de belleza, siempre es más indicado lo natural. De ahí que el cabello con ondas suaves, siempre resulta más favorecedor a cualquier tipo de rostro.

No importa si tus facciones son angulosas u ovaladas, o si tu cara es más bien cuadrada: las ondulaciones siempre suavizan y ofrecen una singular belleza a toda mujer. ¡Anímate, las ondas están de moda!