Más capacidad de carga y remolque, mejores condiciones para el todoterreno, más caballos y libras pie de torque, más grandes y elevadas, más, más, ¡más! parecen ser las metas claras en la competencia por el mercado de las camionetas, ese lucrativo segmento donde Honda, no parece encajar. Tampoco parece que le importe. Con una sola camioneta disponible, Honda aparenta responder más a los reclamos de sus admiradores, ansiosos de tener una opción en el segmento, que a las exigencias del galopante mercado dominado por los tres grandes de Detroit.

Desde afuera y por dentro

En su segunda generación, la Ridgeline adquiere un aspecto más tradicional, con una cama que parece estar separada de la cabina, gracias a unas líneas que solo son cosméticas. El diseño también incluye una rejilla que se alinea mejor con la cara corporativa actual de Honda. En general, la apariencia de esta camioneta es más tenue, con líneas algo más suaves y agradables a la vista, que parecen contradecir la tendencia a resaltar robustez tipo “macho man” de sus competidores. La Ridgeline parece decir: A mí déjenme en la ciudad…el lodo y las rocas se lo pueden quedar ustedes.

La cama es más corta pero más ancha que las de la mayoría de las camionetas medianas, y tiene algunas características que los competidores no pueden igualar. Conserva allí el maletero y un portón trasero de doble acción del modelo anterior, que puede abrirse de forma tradicional o como una puerta al lateral izquierdo.  Ubicado debajo de la cama en la parte trasera, el maletero con llave tiene un fondo plano y agrega un tapón de drenaje, ideal para llevar agua, refrescos o claro… ¡cervezas! sumergidos en hielo.

El interior del Ridgeline es el mejor de su clase en términos de funcionalidad y comodidad. Disponible exclusivamente como modelo Crew Cab o cabina doble, hay mucho espacio para todos los pasajeros, con reposabrazos plegables que además de cómodos, permiten el acceso fácil a la consola central. La altura relativamente baja de la Ridgeline permite la entrada fácil para personas mayores o niños. Una vez dentro, encontrará un diseño agradable y el uso generoso de materiales suaves al tacto que evocan una impresión distintiva del automóvil

Equipamiento y seguridad

Si bien existe un sistema moderno de información y entretenimiento con pantalla de 8 pulgadas, no es la unidad más intuitiva o mejor diseñada que hayamos encontrado. El control de volumen físico sigue estando ausente, y el reconocimiento de voz necesita persistencia, aprendizaje y algo de paciencia. Apple CarPlay y Android Auto por suerte están disponibles.

El conjunto de características de seguridad “Honda Sensing” está disponible en todos los acabados. Cada modelo obtiene advertencia de colisión frontal con frenado para mitigar la colisión, control de crucero adaptativo, y advertencia de salida de carril con corrección de salida de este. Los acabados superiores RTL-E y Black Edition están equipados con faros delanteros automáticos, junto con un sistema de advertencia de punto ciego y monitoreo de tráfico cruzado. Estos acabados también tienen sensores de estacionamiento delanteros y traseros.

En la carretera

Si bien algunos pueden cuestionar la baja capacidad de remolque de la Ridgeline y sus débiles habilidades todoterreno en comparación con los competidores, desde que te colocas al volante, está claro que la experiencia en carretera de esta Honda es insuperable. La suspensión independiente en las cuatro ruedas distingue a la camioneta en la clase y, como resultado, la conducción del Ridgeline está a la par de un crossover o un sedán moderno. Es suave, compuesta y evita los baches en la carretera, incluso los más grandes, con efectividad. La dirección es asistida eléctricamente y hace que sea fácil maniobrar el Ridgeline por la ciudad. La inclinación del cuerpo en las curvas es también mucho menos evidente que en la camioneta promedio.

Si bien la tracción delantera es estándar, la Ridgeline está disponible con tracción total, para manejar mejor nieve y el barro. Un sistema de tracción inteligente disponible presenta modos normales, nieve, arena y barro en los modelos con tracción total o AWD.  Si se decide en una ventura demasiado intrincada y encuentra obstáculos más grandes o pendientes más pronunciadas, la distancia del suelo promedio y la ausencia de engranajes de bajo rango pueden convertirse en un problema, pero para la mayoría de las necesidades, la Honda Ridgeline no decepcionará y su refinado rendimiento en carretera la convierte en un excelente trasporte para el diario.

El modelo con tracción delantera es ligeramente más eficiente, con estimaciones de 19/26/22 mpg (millas por galón) en ciudad, carretera y manejo combinado.  Esto vienen siendo 12.38/9.05/10.69 litros de gas por cada 100 kilómetros. Los modelos con tracción total muestran números más bajos, como es de esperar.

Para escoger

Este año Honda a descontinuado el acabado RT, por lo que el acabado más barato es el Sport que comienza en los $33,900, casi $4,000 más que el modelo de entrada del 2019. Agregar AWD a una Ridgeline Sport llevaría el precio a los $36,140. Subir al ajuste RTL con AWD costará $38,820, mientras que el RTL-E comienza en los $42,200.  Este acabado viene con audio premium, faros LED, y un sistema de audio para la cama de la camioneta. La Edición Negra o Black Edition trae precio en la etiqueta de $43,520.

La Toyota Tacoma, Nissan Frontier, Chevrolet Colorado o la nueva Ford Ranger son competidores en el segmento.

Concluyendo

A pesar de la preconcebida noción de que las camionetas tienen que ser maquinas imparables, capaces de llegar a los lugares más recónditos y remolcar pesadas cargas, hay un grupo de seguidores que son fieles a este tipo de camioneta ligera. Los que no necesiten ir de cacería a recónditos parajes o les divierta meterse en el lodo hasta donde dice “made in China” (es una metáfora) van a encontrar en la 2020 Honda Ridgeline una atractiva camioneta, cómoda, practica y de excelente manejo.

Roger Rivero es un periodista independiente, miembro de NAHJ, la Asociación nacional de periodistas Hispanos y de NWAPA, la Asociación de periodistas automovilísticos del noroeste. Los vehículos son proporcionados por los fabricantes como préstamo por una semana para fines de la reseña. De ninguna manera los fabricantes controlan el contenido de los comentarios.

 

Más sobre autos en: Automotriz.TV

Por: Roger Rivero