RECONOCE TU PROPÓSITO

Tres maneras de ser feliz y alcanzar tus objetivos

Creo que todo el mundo tiene un propósito en la vida, y que reconocerlo y alcanzarlo nos colma de abundancia y felicidad. También he podido comprobar que el éxito sin realización personal es un fracaso. Todas conocemos a personas que aparentemente han logrado el éxito y, sin embargo, si pierdes tu identidad en el camino y dejas de ser tu misma para lograrlo, jamás serás feliz.

No se trata de cambiarte a ti misma, sino de convertirte en ti misma, en la persona que siempre deberías haber sido. Las personas no alcanzan su máximo potencial, no porque no puedan hacerlo o no estén destinadas a brillar, sino porque tratan de cumplir las expectativas de los demás.  Tratamos todo el tempo de ser aceptadas en nuestro circulo, creemos demasiado en las opiniones de nuestros padres, nuestros maestros, de nuestros amigos en función de lo que ellos esperan de nosotros.

¿Por qué hacemos esto? La razón es muy sencilla, tratamos de ser aceptados y amados, de ser reconocidos, y evitamos a toda costa el rechazo; aun cuando tengamos que renegar de nosotros mismos y de nuestra esencia para encajar en las opiniones ajenas. Eso no es ser libre, ¡eso es ser víctima y esclavo!

Querida amiga, todavía estas a tiempo. No es una casualidad que estés leyendo este libro. No existe la suerte ni la mala suerte, sino las casualidades, ley de causa y efecto.  Si algo te ha llevado a tener este artículo en tus manos es por una razón. Nada en el universo físico sucede por azar, y cuando te dejas guiar por la voz de tu alma, se abren puertas de bendición. Eso solo sucede cuando seas tu misma.

Cuando iniciamos el viaje para conocernos a nosotras mismas, encontrar ese propósito y alcanzar nuevos sueños y nuevas alturas en nuestras vidas, a menudo aparecen las resistencias, nada sucede como esperábamos. Es perfectamente natural, pues nos estamos dirigiendo a otros territorios de la vida para ser más prosperas, más felices y sobre todo, para ser nosotras mismas. Tu antiguo yo se revela y tus antiguas circunstancias de vida también. Sin embargo, nada sucede por casualidad, debemos seguir con más fuerza.

Querida amiga, puede que a veces las cosas no sucedan como queremos. Puede que hayamos pasado algunas injusticias, algunas decepciones, algunos fracasos, pero no importa nada de eso, es mucho más importante y significativo que el lugar de dónde venimos. Por muchos ‘noes’ de tu pasado, hay un gran ‘si’ en tu futuro. Dios desea decirte que está a tu favor.

Ninguna de nuestras metas debe considerarse inalcanzables, con trabajo, esfuerzo, conocimiento y pasión podemos lograr lo que queremos.

Plan de acción:

  1. Define tus objetivos, deben ser: específicos, medibles, y con tiempo para completarlos.
  2. Tener un estado emocional positivo, firme a tus creencias, optimista y realista.
  3. Céntrate en un tema que sepas que vas a poder desarrollar porque tus capacidades te lo permiten.

Te deseo muchos éxitos, abundancia y bienestar.

¡Por tu felicidad y futuro!

Elsa O’Farrill