Autos

El Nuevo Volkswagen Jetta ya No Está al Final de la Lista

Un auto que, aunque moderno, mantiene una sencillez

La popularidad de los SUV o utilitarios ha provocado algunas víctimas entre un segmento de autos que parece estar en declive, el de los sedanes.

Sin embargo, los sedanes compactos mantienen algún atractivo, quizá por el simple hecho de que, con el tiempo, lo de “compacto” se ha reducido en muchos casos al mero nombre. Un buen ejemplo es el Volkswagen Jetta, que llega con suficientes cambios y mejoras como para hacerlo más atractivo que versiones anteriores.

Destacan entre los cambios un nuevo motor, mucho más eficiente que el anterior. Volkswagen también agrega un nuevo acabado, el Sport, que sustituye al Jeta R-Line. Es precisamente este modelo, Sport, el que probamos esta semana.

Un auto que, aunque moderno, mantiene una sencillez a la que muchos de nosotros, acostumbrados a “degustar” autos repletos de tecnología, no estamos acostumbrados. Raramente tengo que utilizar una llave física para accionar el arranque de un auto moderno, y créanme que este “retorno del futuro” me agrada.

Desde afuera y por dentro

Volkswagen no gusta de hacer mucho “ruido” visual con sus modelos, que tradicionalmente son más bien sutiles y algo conservadores. Quizá en esa sencillez radique parte del atractivo, pero para que destaque en el estacionamiento de un centro comercial, tendría que ordenarlo en color naranja habanero, una de sus opciones de pintura.

La séptima generación del Jetta fue introducida como modelo 2019, por lo que no advertimos cambios significativos este año, excepto los nuevos parachoques inferiores delanteros y traseros, así como las luces LED estándar en los faros, las luces traseras y las luces de circulación diurna. 

Curiosamente, VW no comercializa su sedán Jetta en Europa. El fabricante revela que el modelo ha sido concebido para el mercado Norte Americano y es fabricado en la planta de Puebla, México.

Quizá esta sea una de las razones por las que el Volkswagen Jetta está considerado entre los sedanes compactos más espaciosos, con 37.2 pulgadas para estirar las piernas en el asiento trasero y 14.1 pies cúbicos de espacio en el maletero.

Hubo momentos de esplendor en las cabinas del Jetta. Como notará, he usado el pretérito con toda intención, pues los tiempos en que podíamos admirar los materiales y ejecución de la cabina de este modelo han quedado en el pasado.

El interior del 2022 Jetta mejora muchísimo, pero una así queda rezagado cuando lo comparamos con la mayoría de sus competidores. Los asientos son cómodos, el auto amplio con líneas de diseño limpias y resalta la instrumentación digital o Digital Cockpit de Volkswagen. 

Han agregado mayor cantidad de plásticos suaves al tacto, pero persisten otros más duros en áreas de los paneles de las puertas y la consola central.

Equipamiento y seguridad

Como antes mencionamos, todos los 2022 Volkswagen Jetta muestran el Digital Cockpit del fabricante, una adición necesaria cuando cada día más tecnología se adiciona incluso a los modelos más económicos. Con las versiones S, Sport y SE, incluye una pantalla de 8 pulgadas con dos opciones de visualización y la capacidad de personalizar la información que se muestra. Una versión “Pro” más robusta es estándar con el ajuste SEL y GLI, que presenta una pantalla más grande de 10.25 pulgadas, tres opciones de visualización y oportunidad de personalización sustancialmente mayor.

El sistema de información y entretenimiento MIB del Jetta tiene controles táctiles y físicos que son fáciles de usar. Sin embargo, la pantalla táctil básica de 6,5 pulgadas es pequeña, por lo que quizá desee pasar a la pantalla táctil de 8 pulgadas. La pantalla más grande también es mejorada con más funciones y tiempos de respuesta más rápidos, proporcionando además la integración inalámbrica de teléfonos inteligentes a través de Android Auto y Apple CarPlay.

Si usted es como yo y prefiere usar su teléfono con Android o Apple, esquivará en lo esencial lidiar con el sistema nativo de Volkswagen, donde por ejemplo es complicado sintonizar estaciones de radio o adaptarse a la función de detección de proximidad, que hace que los botones del menú aparezcan solo cuando se mueve la mano cerca de la pantalla.

Los modelos Jetta S, Sport y SE obtienen el antiguo sistema de info entretenimiento MIB 2 de VW, mientras que las variantes SEL y GLI pasan al nuevo y llamativo MIB 3. 

En las pruebas de choque, el VW Jetta del 2022 obtiene buenas calificaciones, pero en ninguna categoría logra evaluaciones de “Top Safety Pick”. Frenado automático de emergencia, monitor de punto ciego y alerta de tráfico cruzando en la parte posterior vienen de forma estándar.

En la carretera  

Las características del Jetta Sport como el que probamos no difieren mucho técnicamente del resto de los modelos. Sin embargo, dejando a un lado algunas diferencias visuales, encontramos vectorización de torque, qué basada en los frenos ayuda a obtener un poco más de capacidad en las carreteras secundarias con muchas curvas. 

La conducción del 2022 Jetta es bastante regular, sin mucho que destacar, pero tampoco omisible. El viaje es cómodo sobre la mayoría de las imperfecciones menores de la carretera, sin embargo los baches más grandes o cruces de ferrocarril, pueden sentirse accidentados y algo ruidosos.

La dirección, al estilo típico de VW, está adormecida en el centro y se siente algo artificial. Pudiera pasar esto por alto, si no fuera por el “eterno” retraso del turbo. Presionar con fuerza el acelerador del nuevo Jetta Sport es una experiencia algo desconcertante. El letargo inicial me ha recordado a los primeros Toyotas Prius. Luego viene el desaforado empujón que puede pegarte al asiento. Claro que al final nos adaptamos al sobresalto, y la conducción es al menos agradablemente potente en la ciudad y suficiente para incorporarse a una autopista.

Quienes quieran divertirse en VW Jetta probablemente optarán por el GLI, que viene con un motor turbo alimentado de 228 caballos de potencia. El resto de la alienación, incluyendo nuestro modelo de prueba, un Jetta Sport, cuentan con un motor de cuatro cilindros también turbo, pero de 158 caballos.

La transmisión manual estándar de seis velocidades hace que este VW sea más atractivo de conducir. También está disponible con una transmisión automática de ocho velocidades de cambio rápido. La transmisión automática de doble embrague de siete velocidades opcional se conjuga con el motor más potente del GLI, y viene con paletas de cambio.

En momentos cuando el costo de los carburantes se ha duplicado en algunos mercados, el Volkswagen Jetta 2022 destaca por obtener hasta 31 mpg (millas por galón) en ciudad y 41 mpg en carretera con la transmisión automática. Llevado a litros por cada 100 kilómetros serian7.59 o 5.74 respectivamente. 

Estos números de consumos son sobresalientes para la clase de autos compactos, y posiblemente se conviertan en un factor a la hora de tomar decisiones de compra.

Para escoger

Este año, Volkswagen simplifica la línea Jetta. El R-Line, SEL Premium y el GLI base se eliminan para 2022, mientras que un nuevo modelo Sport se une a la lista. El nuevo menú del Jetta incluye S, Sport, SE, SEL y GLI, este último ahora equipado con el ajuste Autobahn, anteriormente opcional como equipo estándar.

Excepto el GLI todos los acabados vienen con el motor de cuatro cilindros y 158 caballos. Una transmisión manual de seis velocidades es estándar en las versiones S y Sport, y una automática de ocho velocidades está disponible.

Aunque los precios variaran en algo, el 2023 Volkswagen Jetta se mantendrá prácticamente intacto en comparación con la versión 2022. Este año en Jetta S puede conseguirse por $20,195 dólares, y aunque viene con mejoras tecnológicas, sugerimos a los compradores subir al acabado SE por $23,795.

El GLI Autobahn en los $30,995 es el más costoso, y agrega suspensión de amortiguación adaptativa, un diferencial de deslizamiento limitado, selección de modo de conducción, frenos delanteros de rendimiento y un volante deportivo. 

La versión que nosotros probamos, el Jetta Sport, tiene precio de $21,095.

Aunque la nómina ha disminuido, aún quedan opciones atractivas en el segmento de los sedanes compactos. Allí encontramos además del Volkswagen Jetta al Nissan Sentra, Toyota Corolla, Honda Civic, Mazda 3 o el Hyundai Elantra por mencionar solo algunos.

Concluyendo

Cuando la lista de los sedanes pasaba de 20 opciones a elegir, el Volkswagen Jetta permanecía enterrado entre las opciones menos apetecidas. Con la séptima generación y esta actualización de mitad de ciclo, Volkswagen ha logrado que el sedán Jetta acorte bástate distancia que le separaba de los principales competidores, que también son menos en la actualidad. 

Quienes estén interesados en un sedán compacto que sea amplio, equipado tecnológicamente y sobre todo eficiente, encontraran una opción de presupuesto amigable en el VW Jetta.

Recommendations

Lexus RX 500h F Sport Performance del 2023

Las primeras impresiones cuentan. El completamente nuevo Lexus RX del 2023 logra llamar la atención desde el…

Nissan Rogue 2023

El segmento de los SUV compactos es quizá en la actualidad el más competitivo de la industria…

Toyota Tundra

El tiempo no transcurren a la misma velocidad para todos. A los 13 años un perro ya…

Kona N, el Pequeño “Diablillo” de Hyundai

Ante algún despecho amoroso escuché decir en más de una ocasión durante mi adolescencia aquello de que:…

2023 Mazda CX-50

Mazda estrena nuevo modelo en el 2023. Es el CX-50, un crossover compacto que, según el fabricante…

2022 Volvo C40

No es agradable cuando comienzas a descubrir que has envejecido, y lo que durante tantos años tu…

2022 Chevrolet Silverado 1500 LTD LT Trailboss

El segmento automovilístico con los consumidores más leales es el de las camionetas. ¿O era? Ford, Chevrolet…

2023 Nissan Z

En el verano del 2019 reseñé una edición especial del Nissan 370Z en su 50 aniversario. Luego…