Autos

Ford Bronco Raptor

Ford y yo afinamos la puntería

Jamás pensé ser dueño de un arma. Tampoco de un auto tan extremo como el que he probado esta semana, un Ford Bronco Raptor. Viviendo en una ciudad del noroeste norteamericano que ha visto incrementar los homicidios en un 207% y los delitos violentos en casi un 40%, no he tenido otra alternativa que pertrecharme.

Para estrenar mi nuevo “juguete” y practicar la puntería, fui a un remoto paraje del bosque Tillamook, recorriendo caminos accidentados, pendientes pronunciadas y pesada nieve. Qué mejor oportunidad para poner a prueba las habilidades todoterreno del Bronco Raptor, el vehículo que Ford resucitó el pasado año, deseoso de plantarle cara al Jeep Wrangler, y sospecho que, quizá, también de colocarle un pie en el cuello al legendario Jeep.

El Ford Bronco goza de un excelente momento. En su sexta generación, el fabricante no da abasto a satisfacer la demanda, y con la introducción del Raptor, el “superhéroe” de la familia, no parece tener un cercano fin la “fiebre Bronco”.

Desde afuera y por dentro

Salido del gimnasio y consumiendo esteroides. Esa es la imagen que inspira el Ford Bronco Raptor y: ¿de otra forma no podría ser?, siendo esta la versión más potente y capaz del icónico SUV. Algo de exageración no le sienta mal, a lo que ya es en sus versiones más pequeñas, un utilitario bien parecido. 

Aquí todo está sobredimensionado, pues hay que justificar las nueve pulgadas adicionales de ancho que no son solo para la apariencia. El fabricante llena la parrilla del Bronco Raptor con grandes letras mayúsculas “FORD”, entre corchetes con luces de circulación diurna ámbar de llamativo diseño. Las protuberancias musculares en los guardabarros delanteros y los paneles de los cuartos traseros ayudan a contener los enormes neumáticos todoterreno BFGoodrich de 37 pulgadas, ayudados por guardabarros negros aún más grandes.

Con una apariencia tan dramática en el exterior, nos sorprendió que el interior del Ford Bronco Raptor es elegante, de buenos materiales y diseño, algo que sí comparte con el Bronco regular. Las cubiertas de goma para el piso son estándar, mientras que la tapicería de vinilo puede mejorarse con una más lujosa de cuero. Los paneles del techo son removibles y las puertas sin marco también son fáciles de quitar, al menos según Ford, pues no lo intentamos.

Los asientos son específicos de Raptor y tienen la cantidad justa de refuerzos para ser cómodos, pero limitados quizá si decides emprender un viaje en autopista de varias horas. El volante grueso se siente muy bien, y allí, las manijas del tablero y la consola central aparecen atractivas molduras de fibra de carbono, con detalles en código naranja en las redes de las puertas, las salidas de aire, el volante y los cinturones de seguridad. Algunas de estas adiciones vienen reunidas en paquetes adicionales como el de fibra de carbono por $1,725 o el Lux de $2,695, que entre otras cosas adiciona mejor audio, carga inalámbrica, navegación y más puertos USB.

Equipamiento y seguridad

Delante del controlador hay un grupo digital de 12,0 pulgadas equipado con “Sync 4”, el más reciente sistema de info entretenimiento del fabricante. Pasar al paquete Lux traerá carga inalámbrica, un volante con calefacción, un sistema de sonido Bang & Olufsen de 10 bocinas y control de crucero adaptativo. Apple CarPlay y Android Auto, ambos están listos para conectarse de forma inalámbrica.

El grupo de indicadores de 12 pulgadas completamente digital tiene “Performance View” que es exclusivo de Bronco Raptor y se enfoca en el tacómetro y las lecturas de marcha y ajustes que incluyendo los de todoterreno que son abundantes.

El Bronco Raptor viene de serie con el conjunto de asistencia al conductor CoPilot 360 de Ford, que incluye elementos básicos como frenado de emergencia y asistencia para mantenerse en el carril, así como sensores de estacionamiento delantero y cámara en 360 grados.

En la carretera 

Por su aspecto y dimensiones, la primera sorpresa acontece cuando inicias el primer paseo. El Bronco Raptor es más compuesto y agradable en carretera de lo que probablemente cualquiera esperaría. 

Excepto quizá por la posición de manejo tan alta y la consecuente rudeza de los enormes neumáticos todoterreno, no encuentro demasiada diferencia en los modales de manejo urbano con el Bronco regular. Claro, toda esta fortuna puede quedar arruinada cuando busques un espacio para estacionar dentro de la ciudad. El Raptor es casi 10 pulgadas más ancho que otros Broncos, lo que obliga a cierta planificación para sortear espacios angostos.

Para sentirlo en su elemento, hay que llevar al nuevo Ford Bronco Raptor a donde un SUV regular no llegaría. Si bien es un auto potente con 418 caballos, la conducción y el manejo son tan importantes para una Raptor como la potencia, si no más. 

Este Bronco incluye el sistema de suspensión de estabilidad todoterreno de alto rendimiento, al que Ford le dio el sugestivo nombre de “HOSS”. Utiliza la tecnología Fox Live Valve con amortiguación sensible a la posición y amortiguadores, Fox 3.1 Internal Bypass Sem-Active, que escanean y se ajustan a las condiciones del camino cientos de veces por segundo, y si detectan una descarga total, como si el vehículo tal vez estuviera en el aire, se endurecen para garantizar un reingreso suave y estable.

Creo que es la suspensión la estrella de este conjunto. Aunque serena en la autopista, es notablemente segura e inspira confianza cuando las cosas se ponen complicadas. Con el modo de manejo Baja activado, las subidas y bajadas empinadas en áreas donde un movimiento en falso podría significar daños no fueron demasiado difíciles, y las varias pulgadas de nieve que encontramos se podrían notar solo por la apariencia, pues el Bronco las sorteó como si no existieran, ayudado por 13 pulgadas (33 centímetros) de altura del suelo al frente y 14 en la parte posterior.

 A pesar de lo musculoso que parece este SUV, las alteraciones de estilo esconden interesantes mejoras de ingeniería. Ford utiliza en el Bronco Raptor el nuevo motor de V6 de 3.0 litros con doble turbocompresor, que generando 418 caballos y fabulosas ​​440 libras-pie de torsión, es un desafío para cualquier motor de V8. La transmisión es automática de 10 velocidades, con una caja de transferencia de tracción en las cuatro ruedas y tres rangos.

Desafortunadamente, esa potencia tiene un costo asociado, pues el Bronco Raptor obtiene alrededor de 15 millas por galón en manejo combinado, unos 15.68 litros cada 100 kilómetros.

Los estudios de mercado de Ford aseguran que aproximadamente un 80% de los compradores del nuevo Bronco Raptor lo llevarán a aventuras todoterreno. Lástima que un 20% de ellos invierta una buena suma solo para poder sentirse “superior” en la carretera o para ostentar de lo que adolecen. Comprar un Raptor y no llevarlo a “ensuciarse”, es como tener un Ford Mustang Mach-E GT y entrar a la autopista a 50 kilómetros por hora, y créanme que muchos lo hacen. 

Para escoger

El árbol genealógico del Ford Bronco es extenso.  Desde el Bronco Base que comienza en los $32,295, pasando por el Big Bend, Black Diamond, Outer Banks, Ford Bronco Badlands, Heritage, Wildtrak, Everglades hasta el imponente Raptor como el de nuestra prueba, que comienza en los $73,780.

Si el presupuesto no llega a tanto, pero aún tiene inquietudes para aventuras fuera de la carretera, podría optar por el paquete “Sasquatch”.  Este paquete está disponible para todos los modelos, excepto el Raptor que no lo necesita. 

Por unos $7,000 dólares adicionales se refuerza la suspensión con resortes y amortiguadores de alta resistencia, la distancia al suelo hasta 11.6 pulgadas y también incluye enormes llantas para terreno fangoso de 35 pulgadas y diferenciales delanteros y traseros con bloqueo entre otras mejoras.

La competencia no es amplia. Podríamos citar al Jeep Wrangler Rubicon o la Toyota 4Runner TRD Pro como los más cercanos competidores.

Concluyendo

En mí práctica pude acertar en el blanco algunas veces, pero Ford lo está haciendo mucho mejor con su Bronco. El modelo Raptor es la corona de la alineación y son esos zapatos gigantescos para llenar, pero los resultados de ventas están siendo sólidos, y el tercer trimestre del 2022, el Bronco Raptor supero a la 4Runner, y le puso buena presión a Jeep.

Ford ha mostrado contención al no extender masivamente el distintivo “Raptor” o muchos de sus vehículos. Hasta ahora solo la F-150 y la Ranger ostentaban el mérito, pero con la nueva adición del Bronco, Ford abatió la diana en su centro. 

Recommendations

2023 Chevrolet Equinox

Elegir un SUV puede llegar a ser una tarea compleja, algo así como decidirse por una bebida…

2023 Nissan Altima

Nissan pone empeño en el 2023 por mantener su sedán Altima competitivo, en un segmento de autos…

2023 GMC Sierra 1500 AT4X

Siempre que me piden consejo sobre qué auto comprar, suelo hacer la misma pregunta: ¿Para qué lo…

2023 Infiniti Q50

Los fabricantes ponen atención y capital a sus productos más rentables. Nada que repróchales, si no fuera…

Acura resucita al Integra 2023

Llega elegante, divertido y asequible

2023 Ford F-150 Lightning

Hace unos 15 años, un colega periodista automovilístico que probaba uno de los primeros SUV Hummer de…

Lexus RX 500h F Sport Performance del 2023

Las primeras impresiones cuentan. El completamente nuevo Lexus RX del 2023 logra llamar la atención desde el…

Nissan Rogue 2023

El segmento de los SUV compactos es quizá en la actualidad el más competitivo de la industria…