Superación

¿Quién controla tu vida?

Tú tienes la última palabra. Nadie más.

Tú tienes la última palabra. Nadie más.

El miedo es una realidad en el pasado que ha marcado nuestras decisiones y nuestra forma de construirnos. Nos han criado en la cultura del miedo. Miedo a todo, especialmente a Dios. Nos han presentado un Dios que castiga y muy duro. Es una realidad basada en el miedo. El miedo domina todo. Pero, liberarse en algo que no estamos dispuestos a hacer, también por miedo. No se viven las experiencias, ni el amor por miedo. Nos enseñaron a hacer lo que consideraban correcto por miedo. y a ser buenos por miedo.

¿Y desde que criterio sabemos lo que es bueno?

¿Qué es ser “Bueno.?

¿Quién determina que es bueno?

Tu Mismo.

Tú marcas tus propias leyes, tus propias pautas. Tú tienes la última palabra. Nadie más. Y debes basarte en tus propios valores, aprendidos. Nuestra educación desde la infancia estuvo basada en miedo.

Padres, maestros, familiares incluso sacerdotes o pastores representantes de diferentes  religiones han utilizado durante siglos, el poder del miedo”. ¿Para qué?  ¿Con que Intención?  El Control.  Solo el Control. Controlar nuestro pensamiento, nuestra conducta, y nuestra voluntad.

La meta es que perdamos nuestra seguridad, que no confiemos en nuestras decisiones, que dependamos de “ellos” como también obligarnos a comportarnos de acuerdo a sus estándares y valores.

Desde pequeños escuchamos frases como estas: “ten cuidado, eso es peligroso”; “Que te puedes caer”; “No hables con extraños que es arriesgado”; “haga lo que le dicen’ “serás castigado’’: Nunca podrás hacerlo”  “No te voy a querer más” la lista es mucho más larga, mejor dicho es interminable y hace un daño muchas veces interminable…

Es simple ver la intención, con el propósito o sin el, aunque debemos de reconocer que nuestros padres o familiares no siempre lo hicieron para causarnos daño, pero si para controlar nuestro comportamiento. El objetivo es controlarnos para que hagamos lo que otros consideran seguro. Obviamente aquí comienza el proceso de transferencia de miedos de una generación a la otra.

Los miedos también se pueden aprender o desarrollar basados en nuestras propias experiencias. Por ejemplo los bebés lloran cada vez que tienen una necesidad fisiológica o psicológica. De esa forma alertan a los que los cuidan para que los atiendan prontamente. Desde ese momento se puede decir que comenzamos a experimentar “miedo”. ¿Qué pasa si los padres lo golpean para callarlo?  ¿Puedo confiar en las personas que me rodean para que me den lo que necesito? “Un rechazo de una muchacha nos marca para toda la vida” y nos da miedo establecer una nueva relación.  Los niños que mienten por ejemplo lo hacen en defensa propia, porque temen ser castigados cuando dicen la verdad.

Como ven, “el miedo” ata, inhibe, debilita, frena nuestra capacidad de luchar, llegamos a pensar que no podemos con la situación, es un programa que cuesta muchísimo cambiar y mas aun borrar.

El miedo a lo desconocido, a la oscuridad, a fracasar, a que nos sean infieles, al sufrimiento, dolor, enfermedad, perdida de bienes económicos, de amor, de prestigio, a la muerte y/o enfermedad, al rechazo y al qué dirán nos paraliza.

El miedo lacera nuestra autoestima, dañando aún más la capacidad de experimentar la vida a plenitud.

El miedo generalmente está basado en las experiencias de otros. Tantas veces escuchamos la misma historia de fracaso que desarrollamos terror a pasar por una experiencia similar. Desafortunadamente es entonces cuando nos involucramos en conductas derrotistas, ya que “el miedo” nos impide hacer lo arriesgado y necesario. Estos comportamientos nos llevan directamente a experimentar la situación a la que tememos, llamamos lo que tememos, traemos con nosotros lo que no queremos que venga. En el miedo trabaja el odio, el rencor, y es cuando nos alejamos de Dios, y por consiguiente andamos perdidos.

¿Estás consciente de tus miedos y de su origen?

¿Conoces cuáles son las respuestas fisiológicas al miedo como por ejemplo mandíbulas apretadas, palpitaciones rápidas, temblor, sudor, enojo? ¿Reconoces que las respuestas psicológicas como la incapacidad de reaccionar, pensar, tomar decisiones, bloqueo, deseos de llorar o salir corriendo son provocadas por el miedo?

¿Aceptas que en ocasiones el miedo te controla? ¿Quieres cambiar eso?

Para manejar nuestro miedo es vital detectar cuál es la idea o pensamiento que te está ocasionando el miedo y cambiarla por una neutral o positiva. Si comienzas a entender y aceptar que todo en la vida conlleva ciertos riesgos y que muchas veces las mejores lecciones aprendidas son las que vienen como resultado de nuestras equivocaciones, entonces el miedo nunca te podrá controlar.

El guerrero actúa, el que tiene miedo sobre-actúa. Para matar el miedo, usa la espada. Úsala contra tus miedos. No hacia los demás. Si no consigues lo que quieres sufres, y cuando lo consigues se sigue sufriendo para no perderlo.

Aprende a analizar objetiva y fríamente la situación presente. Piensa en lo peor que te podría suceder y decide que sea lo que sea tú lo puedes manejar. No puede seguir ignorando tus temores, enfréntate de una vez por todas con ellos y véncelos. Mira la realidad en forma consciente  y reconoce todas tus debilidades, para que puedas tomar una férrea determinación…

Salir victorioso.  De esa manera podrás decirle poco a poco adiós a ese miedo que te incapacita el vivir una vida llena de amor y felicidad.

Recommendations

Vivir en Paz

La Paz es algo que no se puede comprar, es algo que llega como el aire, y…

5 Puntos Para Reinventarse

Todos hemos atravesado por situaciones difíciles en nuestra vida, que nos han llevado a tomar decisiones fuertes…

Prohibido Quejarse

¿Eres de las mujeres que se quejan habitualmente? o ¿tienes a tu alrededor personas que lo hacen?…

¡No Mas Conformismo!

¿Qué es conformismo? El conformismo es una de las principales causas de que la mujer este viviendo…

Mente En Calma

Una mente en calma trae fuerza interior y confianza en si mismo.

Nostalgia Del Ayer

La vida nos lleva por diversos caminos, crecemos, aprendemos a volar y llega la emoción de querer…

Criando a Su Hijo Con Orgullo Latino

¡Como ayudar a su hijo a valorar su cultura!

Hábitos de Mujeres de Éxito

Tú tienes un camino que te espera lleno de éxito el cual llegará a través de la magia de la manifestación